F1 podría renogociar cuotas por carreras sin público

Los dueños de la Fórmula Uno están abiertos a renegociar las cuotas que se pagan para albergar las carreras que podría disputarse esta temporada sin público debido a la pandemia de coronavirus, dijo el gerente general del Circuit de Barcelona-Catalunya.

 

 

Joan Fontseré declaró a The Associated Press que Liberty Media, el grupo que controla la F1, es “consciente” de que si debe correr sin espectadores, los contratos con los promotores de cada Gran Premio tendrían que renegociarse de alguna forma.

 

 

Son conscientes de que esta es una situación excepcional“, dijo Fontseré el martes. “Desde luego que estamos en la misma página. Si quieren realizar algunas carreras por los derechos de televisión, por los equipos … saben que nuestros ingresos (se reducirán), entienden que será así este año, así que seguro estamos en la misma página”.

 

 

Añadió que, de momento, los organizadores del Gran Premio de España ni siquiera han considerado la posibilidad de montar la carrera sin público en Barcelona. Explicó que no sólo la venta de boletos se verá afectadas con las gradas vacías y el no poder facturar por las suites de hospitalidad.

 

 

“Cuando el gobierno catalán invierte en la F1, no es sólo por los boletos que vendemos, sino también por el impacto financiero que la carrera tiene en el país, en Cataluña”, dijo Fontseré. “El impacto económico para el país será muy reducido. Significa que no hay ingresos para los taxis, para los hoteles … todo eso cambia completamente el acuerdo entre las dos partes “.

Liberty Media no respondió de inmediato a un pedido por comentarios.

El Gran Premio de España inyecta más de 160 millones de euros (173 millones de dólares) a la región, y el impacto financiero durante el año se acerca a los 300 millones de euros (325 millones de dólares), según los datos del circuito. La concurrencia durante el fin de semana de la edición del año pasado rebasó las 160.000 personas.

Fontseré dijo que ha hablado varias veces por teléfono con Chase Carey, el director ejecutivo de la F1, para tantear posibles soluciones para el GP de España. Dijo que Carey mencionó que la F1 intentará que se dispute la mayor cantidad de carreras posibles, pero que aún es prematuro decir cuándo arrancará la temporada, ya sea en el verano o solamente en el otoño.

Nueva de las 22 carreras han sido pospuestas o canceladas. La F1 recientemente licenció a la mitad de sus empleados hasta fines de mayo. Algunos equipos han tomado medidas similares para reducir gastos.

Los organizadores de la F1 confían realizar entre 15 y 18 carreras de este años. Los grandes premios de Australia y Mónaco fueron cancelados.

 

 

 

Fontseré indicó que el GP de España está a “disposición completa” de los organizadores, abierto a toda clase de ideas, como una doble programación de carreras, fines de semana abreviados o cualquier otra cosa que no incorpore una modificación del circuito o implique un riesgo de seguridad.

 

Entre las ideas que se han flotado en la F1 está disputar dos o tres carreras consecutivas en el mismo circuito y emplear menos días de actividades en la pista. También se ha discutido cambiar el formato de la clasificación e incluso de las carreras.

 

“Mientras menos gente tengamos que desplazar, pues menos riesgos. Y con menos días de competencia y menos actividades, pues se reducen los costos”, dijo Fonteseré. “Es una temporada excepcional y necesitaremos tomar decisiones excepcionales”.

 

Precisó que es clave poder montar la mayor cantidad de carreras posible para poder tener una temporada robusta en 2021, pero que entendería si la parada en España quede fuera del calendario. Pero está optimista por la tradición, infraestructura y ubicación geográfica.

 

Fontseré señaló que puede tener listo el circuito Barcelona-Catalunya en “dos o tres semanas” y que el GP de España estaría entre los primeros al retomarse el campeonato.

 

“Tan pronto se ponga en marcha la temporada, estoy seguro que será con carreras europeas”, dijo. “Y nosotros vamos a estar ahí”. AP